Observatorio de la edad

Los menores de 25 años son discriminados por falta de experiencia y los de 45 y más años por la falta de conocimiento tecnológico, revela la encuesta realizada por el Observatorio de la Edad de SERPERENNIAL.

La encuesta Online, realizada por la consultora SERPERENNIAL, creada por tres mujeres, dos colombianas y una española, Ana Eloisa Zúñiga, Catalina Santana C e Inma Aragón, quienes durante varios años han trabajado en el fomento de la inclusión por edad en diferentes entornos, dio como resultados cifras preocupantes sobre cómo se sienten las personas en diferentes etapas de la vida en su desempeño laboral.

El objetivo del estudio es conocer sobre la de exclusión por edad en entornos corporativos y se ejecutó del 20 de junio al 20 de septiembre del 2020, en él participaron 514 personas de Colombia y 516 de otros países de Iberoamérica como Argentina, Bolivia, Chile, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Portugal, México, Estados Unidos, Inglaterra, Honduras, entre otros.

La totalidad de la muestra es de 1.037 personas, distribuidas por género así, 74% mujeres, 25 % hombres y el 1% otro. En un rango de edad entre 16 y 75 años.

Entre las conclusiones más importantes, están:

  • Las personas entre 46 y 65 años son activos en las redes sociales. En Colombia, hay una representación importante de personas de 36 a 45 años (27%). Mientras que en el resto de países son los de 56 a 65 años los de mayor presencia (34%).
  • Al 80% de los encuestados se les pregunta la edad en una entrevista de trabajo.
  • El 54% de los encuestado afirmó haberse sentido discriminado por la edad en el trabajo, en algún momento de su vida profesional.
  • Cuando a una persona la descalifican por edad en el trabajo, siente frustración y rabia.
  • Los más jóvenes y los mayores de 46 años son los más discriminados por edad en las empresas.
  • Las mujeres sienten doble discriminación, por sexo y por edad.

El acceso a herramientas digitales es mayor en personas con estudios universitarios y superiores, como nos muestran los datos: 35% de los entrevistados con estudios universitarios, el 23% tiene especialización, seguido del 17% que tiene una maestría.

Finalmente, el resultado de la encuesta nos indica que se hace necesario una reflexión por parte de las empresas, alrededor del tema de la edad y cómo trabajar en políticas incluyentes en términos de contratación para que le den valor a la experiencia, al trabajo intergeneracional y al plus que cada persona posee independiente de los años cronológicos con los que cuente. Es hora de cambiar y el primer paso está en dejar de preguntar la edad en la convocatorias y entrevistas de trabajo, porque eso sin lugar a duda genera un sesgo.

Ingresa al archivo completo de este primer análisis navegando en las imágenes a continuación:

Para descargar el archivo completo en PDF déjanos tu nombre y tu correo y te lo enviaremos a la brevedad.

A %d blogueros les gusta esto: