“La democratización de la resiliencia”. Una de las grandes enseñanzas de los mayores de 60 años en el siglo XXI

La pandemia ha traído consigo cambios abruptos y muy significativos para la población del mundo en general (con ciertos matices diferenciales en función del lugar en el que te encuentras), pero lo que sí es un común denominador a todos es que: “la turbulencia del 2020 aceleró la conversación alrededor de la salud mental”, así como de la posición de los mayores de 60 años en el mundo y empezó a modificar en la sociedad la visión sesgada que teníamos acerca de cómo ocuparnos de estos asuntos:

•          Por un lado del 2019 hacia atrás pedir ayuda abiertamente era un paso dado por pocos (teniendo en cuenta que la “aspiracionalidad” construida en las redes sociales a través de la Economía de la influencia te invitaba solo a mostrar lo bonito que pasaba en tu vida, pero poco de las situaciones difíciles que transitabas)  pero el 2020 nos llevó a ese momento en el que “estar en constante incertidumbre” sería el sentimiento de largo y constante recorrido en medio de una pandemia que llevamos viviendo 13 meses y contando, que nos ha permitido entender que la redes sociales eran una manera de mostrar el mundo a través de nuestros ojos tal y como lo vemos (con lo bueno y lo no tan bueno).

Por lo anterior las innovaciones digitales y las aplicaciones están rompiendo las nociones anteriores de salud mental al reducir o eliminar por completo las barreras financieras en las herramientas y los recursos.

  • Hablemos de lo segundo: llevamos 13 meses dándonos cuenta del lugar en el que estábamos poniendo a los mayores de 60 años, el COVID19 nos hizo entender que existía una situación de abandono, exclusión y desolación a la que estábamos sometiendo a la población mas experimentada de la sociedad.

Lo que rápidamente llevó a varias marcas, personas y gobiernos a notar que había una nueva longevidad, pero “estaba pendiente por visibilizar” y sobre todo por gestionar.

Y es que no es para menos si nos encontramos con estudios como el de IPSOS en donde claramente se pone de manifiesto que “existe una triple descalificación hacia los mayores de 60 años por parte de la sociedad que está lejos de la realidad: son obsoletos frente a las nuevas tecnologías, son una carga impositiva y no consumen ni gastan si no es en elementos para la salud”.

Y mientras las empresas y los gobiernos empezaron a pensar en esto, apareció de repente esa gran adopción tecnológica que sin alardear, los mayores de 60 años empezaron a hacer de las herramientas que tenían a la mano como respuesta al no poder salir de casa por ser la población de mayor riesgo de muerte a causa de la pandemia.

Desde el 2020 los seniors (¡de nuevo!) empezaron a demostrar que la llamada Digitalización Transgeneracional, estaba sucediendo acá y ahora, y que esa digitalización también los incluye a ellos.

Aparecen entonces personajes como Shirley Curry (84 años) “la abuela gamer”, ó Eugenio Monesma un youtuber mayor de 60 que “da a conocer los oficios perdidos, los saberes y las costumbres en peligro de extinción de la España más tradicional”.

Por otro lado nos encontramos con Bob Wells en la película Nomadland, líder de la revolución nómada, una revolución realizada como respuesta a no tener el suficiente dinero para vivir como siempre luego de ser retirados de su trabajo, y como ellos muchos otros seniors que nos hacen entender a las “nuevas generaciones” que la famosa re-invención y el hecho de re-direccionar la vida y valerse de las herramientas con las que cuentas para ello no es cuestión de edad.  

Para finalizar me atrevo afirmar que la próxima mezcla explosiva (para bien) se dará cuando la generación “Peace, love, and entrepeneurship”1 trabaje en articulación con los Boomers que cuentan con el conocimiento, la experiencia y con una gran capacidad de adaptación, porque son ellos quienes con hechos han “democratizado la resiliencia” en el siglo XXI.

Nota: No te pierdas nuestro webinar de mayo 19 “tú sabes lo que yo no sé” mentoring inverso dictado por Silvia Martinez Carbonell en él hablaremos mucho al respecto.

Bibliografía

https://bit.ly/3hvuaui

https://bit.ly/3hAzhcK

https://bit.ly/33QIIwI

https://bit.ly/3eTgWGd

1.La generación del pragamatismo del impacto social y de la sostenibilidad económica, según Marcelo Berenstein

Un texto de:

Un texto de Catalina Santana C., Cofundadora de 101ideas, empresa abanderada de #ElOrgulloDeLaEdad

Publicado por soyperennial

Desde la óptica de la edad, una visión “perennial” contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas de 45+, así como a tomar en consideración, establecer, y mejorar las políticas públicas de una Colombia inclusiva, en donde la edad sea solo un número.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: