Bienvenidos Los Perennial : los colaboradores que necesitan hoy las organizaciones

Outdoor Portrait Of Multi-Ethnic Crowd

Para consolidar una buena compañía es importante contar con un equipo comprometido que sabe interactuar y consolidar estrategias perdurables. Para ello necesitamos a los mejores profesionales a nuestro lado o lo que es igual a esos colaboradores que realmente le van a aportar a la organización.

En el panorama actual nos encontramos con un paradigma “Ni muy joven ni muy viejo”. Si es joven van a pedir una experiencia que todavía no han obtenido porque las oportunidades están cada vez siendo más escasas. Pero, por otro lado, si ya es mayor resulta que esta desactualizado y por lo tanto su salida del mundo laboral es inminente.

La realidad es que, aunque el entorno laboral le esté prestando más atención a los jóvenes que a los mayores, la tendencia nos habla sobre el envejecimiento del que seremos testigos y participes en los próximos 20 años.

Las cifras lo respaldan: según proyecciones del DANE el censo 2018 revela que el índice de envejecimiento en nuestro país es del 46 %, es decir que por cada 100 jóvenes menores de 15 años hay 46 personas adultas mayores.

Entonces, ¿cómo van a gestionar esta diferencia generacional las organizaciones? ¿Cuándo se van a poner en la tarea de prestarle atención a otros grupos profesionales que han ignorado por su edad y por el énfasis que le dan a una “generación”? ¿Están en la capacidad las empresas de crear grupos intergeneracionales que realmente se integren?

Bienvenidos Los perennials, los que se definen por su mentalidad y estilo de vida, entusiasmo y curiosidad más que por su edad, representan a esos colaboradores del futuro con el que cualquier compañía estaría feliz de contar.  Se estarán preguntando el porqué, y la razón es que poseen tres características por las que resaltan y hacen más agradable el entorno laboral en el que interactúan.

La primera es que son incluyentes. Los perennials saben que son capaces de relacionarse al mismo nivel con los demás. No se van a ver frenados por estereotipos y van a ser capaces de ver ideas novedosas en las conversaciones con las personas, sin importar de donde vengan ni de los cambios generacionales de los que hagan parte. 

La segunda es que tienen una concepción diferente de la experiencia. Si conoces a un perennial, te darás cuenta de que son personas que les gusta crear vínculos verdaderos. Ellos no desmeritan la experiencia, pero saben que un curriculum no es la única carta de presentación de una persona. Por eso es que los vas a ver interesándose en compartir con el otro, en colaborar con las tareas y en convivir en armonía con los demás.

La tercera es que en cada perennial hay un potencial líder. Saben manejar su liderazgo desde la inclusión, la comunicación asertiva y el respeto. Ellos detectan los talentos de sus compañeros y se preocupan por el bienestar de los demás. Tienen claro que si cada uno es productivo en su área eso se verá reflejado en la consecución de resultados de la compañía.

Se trata entonces de hacer un juicioso ejercicio práctico que haga que el talento realmente esté presente en lo que las organizaciones desarrollan. Para ello les propongo incluir unas prácticas que parten de esta premisa “ver más allá de las estadísticas, generaciones y curriculum”.

Así que, para comenzar, podríamos hacer reajustes en las practicas que se hacen desde los procesos de inducción a los empleados. No toma mucho tiempo si aparte de presentarle el cargo, funciones y sitio de trabajo se les pregunta sobre los campos en los que tienen talento y acerca de las que quieren explorar y aprender.

Esto nos sirve para evaluar con el tiempo su desempeño en las labores que le hemos asignado y a su vez mirar que oportunidades tiene en otras áreas.

¿Han pensado en algunas soluciones que impliquen conocer más a sus colaboradores e incluirlos como parte fundamental de la estrategia de negocio? La invitación es que las áreas de talento humano de las organizaciones no se queden solo representado en cifras, en números que no hablan de su calidad como profesional.

El cambio debe estar enfocado en ver a las personas más allá de su edad y su curriculum, reconocerlos por lo que aportan y ayudarlos a mejorar en sus habilidades blandas y técnicas para empoderarlos logrando que den lo mejor de sí.

Ana Eloisa Zuñiga

Publicado por soyperennial

Desde la óptica de la edad, una visión “perennial” contribuye a mejorar la calidad de vida de las personas de 45+, así como a tomar en consideración, establecer, y mejorar las políticas públicas de una Colombia inclusiva, en donde la edad sea solo un número.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: